La reducción de la basura marina, el consumo y producción sostenibles y el combate al cambio climático son algunos de los puntos que Argentina presentó en una declaración en representación de América latina y el Caribe en la IV Asamblea de la ONU para el Medioambiente (UNEA-4), que reúne hasta el viernes a más de 5.000 representantes de 193 países en Nairobi, Kenia.

"Lo importante es generar acuerdos, volver a insertar a Argentina en el mundo y tomar roles de liderazgo. Esta es una oportunidad para la toma de decisiones universales en materia ambiental", dijo a Télam Mariela Chervin, subsecretaria interjurisdiccional e interinstitucional de la Secretaría de Ambiente de la Nación, que se encuentra en el país africano en representación de nuestro país.

La declaración regional fue presentada luego de la reunión regional de ministros de Ambiente que se realizó en Buenos Aires en octubre del año pasado, donde se había hecho hincapié en cuatro puntos: reducir la basura marina; acelerar la acción climática; potenciar la cooperación para la conservación de la biodiversidad y los ecosistemas; y transitar hacia la producción y el consumo sostenibles.

"Venimos sosteniendo un compromiso en el cumplimiento del Acuerdo de París con toda América latina y el Caribe. Buscamos desacoplar el crecimiento económico del uso tan intensivo de recursos y de la emisión los gases de invernadero", explicó Chervin en diálogo telefónico desde Nairobi.

En ese sentido, la funcionaria comentó que se presentó también un proyecto de movilidad sustentable ya acordado en conjunto con Chile, Costa Rica y Perú.

"Nos interesa orientar la cooperación internacional hacia la movilidad publica eléctrica, compartir experiencias con las ciudades del mundo. Tuvo muy buena recepción", afirmó la subsecretaria.