El sindicato de Camioneros realiza esta tarde un paro con bloqueos de todos los centros de distribución de  Mercado Libre en protesta por la afiliación compulsiva de los trabajadores a otros gremios. La empresa denunció que se trata de "acciones extorsivas" y criticó que se realice "en un momento crítico del país donde la prioridad tiene que ser el cuidado del empleo".

En un video difundido por sus redes sociales, Hugo Moyano, explicó que la empresa "gana millones con el esfuerzo de los trabajadores" y denunció que "no cumple con el convenio colectivo de trabajo".

Según el sindicato, el 80% de los conductores de los vehículos está en negro o encuadrado en otro convenio, "cobrando la mitad de lo que tienen que cobrar".

"Esto es la flexibilización laboral a la que nos quería llevar (Mauricio) Macri, tener trabajadores cobrando sueldos miserables, (cumpliendo) horas sin ningún tipo de control. Esto es lo que queríamos denunciar, en el Ministerio de Trabajo y ahora públicamente", describió Moyano.

El gremialista afirmó que, al no poder realizar los repartos, Mercado Libre contrató a Ocasa, que a su vez "subcontrató fleteros que no cumplen con el convenio colectivo de trabajo".

"Los trabajadores de la logística tienen que estar afiliados al sindicato de Camioneros. Hay cerca de 600 trabajadores que cobran entre 25 y 30 mil pesos, cuando tendrían que cobrar más del doble", describió.

El freno a los envíos de las compras realizadas a través del comercio electrónico fue ratificado por la empresa, que advirtió que "varios Centros de Distribución que operan para Mercado Libre fueron bloqueados de manera ilegal por el Sindicato de Camioneros".

La empresa, afirmó que, en consecuencia, la distribución de productos "se encuentra totalmente interrumpida".

Sin hacer mención al reclamo del gremio conducido por Moyano, el gigante del e-comerce advirtio que la medida de fuera afecta "el trabajo de miles de PyMEs que tienen como principal fuente de ingresos la venta de productos online en esta pandemia".

Agregó, además, que "hay un impacto directo en los millones de compradores que dependen de Mercado Libre para recibir productos esenciales en este contexto". 

Segúne el comunicado de la empresa de Marcos Galperín, este accionar "perjudica en forma directa a la cadena de valor del comercio electrónico, que incluye a cientos de empresas y personas que viven del transporte, en su mayoría afiliadas al Sindicato de Camioneros". 

En un mensaje tanto a vendedores como a compradores, la empresa ratificó que "garantiza que todos los productos se encuentran protegidos, y cada usuario puede darle seguimiento al estado de sus pedidos a través de la plataforma".