Usar sólo artículos autorizados, no colocar cremas ni pasta de dientes sobre las quemaduras, no dejar pirotecnia al sol ni mucho menos encenderla si bebió alcohol, son algunos de los consejos del Hospital de Clinicas y los gobiernos porteño y bonaerense para evitar los más de mil heridos que cada año dejan las fiestas.

"No hay pirotecnia totalmente segura”, sostuvo esta semana en un comunicado el ministerio de Salud de la provincia y aconsejó que ante la tendencia a utilizar esos productos, al menos, comprar material que tenga autorización del Registro Nacional de Armas y Explosivos (RENAR), la cual debe figurar en el envoltorio.

También recomendó que los niños no manejen de ninguna manera estos artículos y que los adultos respeten las instrucciones de uso, como no llevarlos nunca en los bolsillos, encenderlos siempre al aire libre y de a uno a la vez.

Desde el Hospital de Clínicas, informaron que el 75% de las lesiones oculares ocurridas durante las fiestas de fin de año se producen por el uso de pirotecnia, mientras que el resto se debe a “corchazos” y lesiones por peleas. Consultado por Télam, Pablo Chiaradía, Jefe del Servicio de la División Oftalmología del Hospital, fue tajante: “La pirotecnia debería estar prohibida”.

Además, el Ministerio Público Tutelar de la ciudad de Buenos Aires lanzó una campaña de concientización sobre el uso responsable de pirotecnia en la que advierten que incluso las denominadas ’bengalitas’ y ’estrellitas’ requieren de cuidado ya que también pueden prender fuego la ropa o causar heridas en los ojos con las chispas que desprenden. Y recomiendan encenderlos en el suelo, nunca en las manos ni dentro de ningún objeto como latas o botellas y en caso de que no llegara a explotar, no hay que tocarla, sólo echarle agua y mantenerse lejos.

El Gobierno porteño también difundió una serie de cuidados para evitar accidentes, como no tocar los productos que no explotaron aunque la mecha aparezca apagada, no arrojar aerosoles al fuego y evitar los petardos con mecha corta porque no dan tiempo para poder alejarse.

El ministerio de Salud bonaerense informó que ante una quemadura no hay que colocar ni cremas ni pasta de dientes ni cubrirlas con vendajes. Si el fuego cae sobre las ropas hay que cubrirlas con una manta y en todos los casos hay que acudir cuanto antes a un hospital.

Los expertos recomiendan que para destapar una botella lo mejor es cubrir el corcho con un paño, no agitar la botella antes de descorcharla y nunca mirar hacia la tapa ni apuntarla a otra persona.

De acuerdo con estadísticas de la División Oftalmología del Hospital de Clínicas, respecto de lesiones oculares en épocas de Navidad y Año Nuevo, el 75% son causadas por la mala manipulación de la pirotecnia, el 15% por corchos de bebidas espumantes y el 15 % por violencia social, accidentes de tránsito y excesos de alcohol (peleas, heridas de armas blancas y balas pérdidas).