La Unesco detectó en su Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE) que Argentina no tiene el concepto de equidad de género en sus programas educativos, así como tampoco existen el pensamiento crítico y el cambio climático. Ante esto, el organismo pidió "avanzar" en sus programas educativos a mayores contenidos referidos a estas áreas "para fortalecer una educación integral en Argentina".

La Unesco considera que esas habilidades están englobadas dentro de la "educación para la ciudadanía mundial". Lo que busca la ECM es "inculcar a las personas, a lo largo de toda la vida, los valores, las actitudes y los comportamientos que constituyen la base de una ciudadanía mundial responsable".

La investigación, realizada en 2019 con datos obtenidos durante 2018 en 19 países de la región,  muestra que en 2018 el concepto de equidad de género "no aparece en los documentos de las áreas disciplinares analizados para el caso de Argentina, a diferencia de la mitad de los países estudiados".

El informe precisa además que en los países en el que aparece la equidad de género "esta se aborda generalmente en los apartados orientadores de los currículos, y no como un contenido programático".

Otro punto clave adelantado por la Unesco en su informe es que si bien los conceptos de "Medio ambiente" y "Sustentabilidad" aparecen en los documentos curriculares de Argentina y de todos los otros países analizados, el Cambio climático y las ideas de reciclar, reducir, reutilizar o los procesos sustentables (verdes) y el "Carbono" no aparecen en los programas de enseñanza.

El cambio climático y las ideas de reciclaje no aparecen en los programas

Unesco hizo hincapié además que en la Argentina y en otros países de la región la mención al pensamiento crítico, especialmente en el área de Lengua para saber distinguir los diversos textos, tiende a aparecer "en un nivel declarativo" y no "en los contenidos programáticos, que facilitan una integración más intencionada en las aulas."

El informe divide los 39 conceptos en cinco categorías:

  • Elementos constitutivos de la ciudadanía
  • Valores sobre cómo vivir juntos
  • Globalización y diversidad
  • Habilidades
  • Equidad de Género

El diseño curricular argentino sobresale en la categoría de ciudadanía: hay presencia de valores como democracia, derechos, identidad, igualdad. Pero hace agua en lo relativo a habilidades: no aparece el pensamiento crítico, la toma de decisiones, la resolución de problemas, entre otras.

"Es importante aunar esfuerzos para fortalecer una educación integral en Argentina, y estos conceptos son parte fundamental en su consolidación" dijo Carlos Henríquez, Coordinador general del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) en la OREALC/Unesco Santiago.

Explicó además que "la escuela es uno de los principales agentes socializadores, por lo cual se deben garantizar oportunidades de desarrollar conductas integradoras, como reconocer la diversidad, adquirir valores como la empatía y la fraternidad, y conocer problemas mundiales".

El ERCE 2019 es una investigación a gran escala que evalúa no sólo los logros de aprendizaje de los estudiantes de América Latina y el Caribe sino también lo que se espera que aprendan los estudiantes de tercero y sexto grado de la región. Los resultados de la investigación se revelarán el próximo año.

La investigación de la Unesco, que contó con el apoyo de UNICEF y la participación técnica del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile, se centró en 19 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.