La milanesa es un plato infaltable en la mesa argentina: es fácil, rápido y sencillo de cocinar. Hay opciones para todos los gustos: carne, pollo, pescado, e incluso vegetarianas, como las de soja. Fritas o al horno. Es raro encontrar a alguien que no le guste la milanesa. A pesar de ser típicamente hogareño, también es un clásico en restaurantes y bodegones.

Por todo eso, cada 3 de mayo se festeja el Día de la Milanesa en Argentina. Se trata de una fecha surgida de las redes sociales, por la iniciativa de un grupo de fanáticos de esta tradicional comida. Y la efemérides quedó.

Día de la Milanesa el 3 de mayo 

Argentina celebra el origen de un clásico que figura en el top de favoritos de la gastronomía de nuestro país. Para definir la milanesa, se puede hablar de un bife de carne (normalmente) rebozado que se fríe o se hornea y que con el tiempo se ganó un lugar en el corazón de todos los argentinos.

Luego, se comenzó a tomar este nombre y método para cocinar de esta forma diversos alimentos, además de la carne (pollo, bovina, cerdo y pescado), como soja, queso y verduras.

En Argentina la milanesa a la napolitana ganó mucha popularidad: es una milanesa hecha "pizza", con salsa de tomate, jamón y queso.

Top 10 de los mejores bodegones para comer milanesa 

En 2017, para el Día de la Milanesa, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires organizó una votación para que los ciudadanos elijan la mejor milanesa de bodegón porteño. Con un total de 20 mil votos, "El Antojo" ubicado en Villa del Parque quedó en primer lugar. 

Más allá de los gustos personales, y de los repetidos clichés sobre que "las mejores milanesas se hacen en casa", "las hace mi mamá" o "las cocinaba mi abuela", lo cierto es que en cantinas, bares y restaurantes porteños este menú es de los más pedidos en sus infinitas versiones: simple, con fritas, a caballo, a la Maryland, a la suiza, a la napolitana, y las modernas versiones creadas por cada local.

Así, quedó la lista de los 10 mejores lugares, en 2017, para disfrutar una rica milanesa y festejar el 3 de mayo: 

1. El Antojo, Tinogasta 3174, Villa del Parque: 1961 votos

2. Bodegón Núñez, Arribeños 3198, Belgrano: 1924 votos

3. Manolo, Bolívar 1299, San Telmo: 1502 votos

4. Oviedo Bodegón De Palermo, Guatemala 5501: 1496 votos

5. Los Chanchitos, Av. Ángel Gallardo 601, Parque Centenario: 1353 votos

6. Los Orientales, Av. Rivadavia 3981, Almagro: 1103 votos

7. Cervecería López, Av. Álvarez Thomas 2136, Villa Ortúzar: 930 votos

8. El Imparcial, Av. Hipólito Yrigoyen 1201, Montserrat: 789 votos

9. La Pulpería Del Cotorro, Pepirí 400, Nueva Pompeya: 729 votos

10. Club Gimnasio Chacabuco, Miró 750: 707 votos

Día de la Milanesa, El Antojo el ganador del 2017 

El bodegón ganador de la mejor milanesa estaba por cerrar, pero uno de sus mozos lo salvó y en 2017 ganó el puesto del mejor lugar para ir a disfrutar una rica milanesa. A El Antojo se acercan a comer personas de toda la Ciudad y del país para probarla y algunos clientes llegaban a esperar una mesa hasta dos horas en ese entonces.

En julio de 2017, la clientela de El Antojo se disparó cuando ganó el premio del concurso de Buenos Aires Capital Gastronómica. Desde aquel entonces, su clientela se duplicó y rondaba los 8.000 cubiertos mensuales, la capacidad máxima. 

Durante la cuarentena que se vivió en 2020 por la pandemia de coronavirus, el dueño de El Antojo, Christian Franco, logró sobreponerse e incluso crecer durante la cuarentena. Amplió el delivery a más barrios y sumó dos franquicias. 

“Pasar de 12.000 cubiertos a cero es una situación que no está escrita en los libros. En el mundo no hay experiencia que explique cómo salir. Gracias a Dios pudimos hacerlo e incluso crecer”, dijo Christian Franco a Clarín.

Luego del anuncio de la cuarentena por el coronavirus, y las restricciones sanitarias, el dueño de El Antojo reunió a su personal y junto a su familia tomó la decisión de subirse a una moto o mismo a una bici y repartir el reconocido plato de la milanesa premiado años atrás, de esta forma y con un gran esfuerzo logró mantener el negocio a flote. 

Milanesa de bife de chorizo 

Apostar a la reinvención de un clásico en la gastronomía es una jugada para valientes, y en El Preferido de Palermo lograron llevarlo a cabo y por partida doble: en los platos que conforman el menú y el lugar donde está ubicado el restaurante. Esta casona del siglo XX funcionó en sus inicios como un almacén para luego convertirse en un bodegón asturiano, en 1885. Con el tiempo, la propuesta viró hacia la comida porteña sin dejar atrás aquellos platos de influencia española e italiana.

Como ya contó BAE Negocios, la cocina está a cargo del chef Martin Lukesch, quien supervisa cada detalle de la cadena de producción. Desde la cosecha de verduras orgánicas en su propia huerta y el sabor de las conservas caseras hasta la presentación de cada plato. ¿El resultado? Una experiencia gastronómica cálida y de calidad basada en clásicos de la comida porteña pero aggiornados, como su famosa milanesa de bife de chorizo, una excelente alternativa para probar el Día de la Milanesa.