La Ciudad de Buenos Aires superó su último récord de temperatura en los últimos 64 años: el registro más alto de ese período habían sido los 42,1°C del martes pero esta tarde alcanzó los 41,2°C. Gran parte del país se encuentra en alerta roja y esta jornada sería la más calurosa de la ola de calor de los últimos días, según el Sistema Meteorológico Nacional (SMN). 

A las 16, en CABA se registró el pico que superó por una décima al del martes. Esto se dio en un contexto de temperaturas extremas, catalogadas por el SMN como un "evento extraordinario", con un promedio de entre 35 y 40 grados para el norte patagónico y la región central del país.

Con el último pico histórico, esta semana la temperatura ya pasó dos veces la barrera de los 40°C, un hecho que no se daba desde 1995, acorde a lo informado por el organismo. 

La temperatura más alta desde que se tienen registros en la city porteña, desde 1906, fue el 29 de enero de 1957. Ese día había comenzado con 26,6°C y a las 15 el termómetro marcó el récord de 43,3. En aquella jornada "inolvidable" sin la tecnología de hoy, según diarios de la época, hubo 11 muertes y alrededor de 100 personas que fueron hospitalizadas por golpes de calor e insolación.

Cuándo baja la temperatura

El alivio vendrá tras la lluvia del sábado, con posibilidad de tormentas en algunos puntos del país, pero con hasta 38°C de máxima. El SMN informó que a partir del domingo comenzará a descender la temperatura, aunque ese día podrán registrarse máximas de 32°C.

Desde el lunes, con la continuidad de las precipitaciones, la mínima rondaría los 17 y la máxima los 23°C. La semana continuará fresca y lluviosa hasta, por lo menos, el lunes siguiente. Lo que es más, en algunos puntos de la Patagonia se podría presentar nieve o aguanieve en los próximos días. 

El mismo fenómeno que puede generar nevadas es el que provocará el descenso de temperatura en gran parte del país. Se trata de una corriente de aire fresco que ingresará por el norte patagónico y afectará a la región.