Ante la pandemia del coronavirus (Covid-19) los colegios de China se vieron obligados a cerrar sus puertas para poder cumplir con la cuarentena impuesta en el país, y varios chicos se encontraron con más horas extras en su hogar. Un adolescente del país asiático de 15 años sufrió un derrame cerebral tras pasar un mes entero jugando a videojuegos en el ordenador durante 22 horas cada día. 

Producto del exceso de juego y a la falta de sueño el joven, apodado Xiaobin, se desmayó en su casa y los padres lo trasladaron de urgencia al hospital de la provincia de Guangxi, donde le diagnosticaron un derrame cerebral que le causó una parálisis en el brazo izquierdo.

Hoy en día, el joven chino se encuentra en rehabilitación en uno de los hospitales de Nanning. Por otra parte, la madre comentó que todo pasó durante la cuarentena por coronavirus (Covid-19): "Él cerraba ventanas y puertas. No teníamos ni idea de lo que estaba haciendo en su cuarto". 

Al preguntarle los padres que era lo que hacia, siempre  respondía que estaba tomando clases online. El adolescente solo durmió dos horas al día para poder seguir jugando.

Frente a esta situación, los médicos aseguran que la falta de sueño y el excesivo tiempo frente a la computadora fueron los causantes del accidente cerebrovascular. "La falta de alimentos y reposo provocaron una cantidad reducida de sangre y oxígeno en su cerebro y causaron el derrame cerebral", dijo la doctora Li, especialista del hospital donde fue atendido el joven. 

La adicción de los videojuegos es un problema muy grave entre los jóvenes en China. Muchos padres llevan a sus hijos a unos campamentos especiales para luchar contra la adicción al mundo digital. La adicción a Internet es considerada como un trastorno clínico en el país.