¿De qué hablamos cuando hablamos de triple impacto? Las empresas de triple impacto son aquellas que, sin dejar de perseguir el lucro como principal objetivo, incorporan finalidades ambientales y sociales al corazón de sus modelos de negocio y a sus actividades empresariales.

El sector de desarrollo urbano no es excepción a esta tendencia.

La implementación de esos conceptos en el diseño de los desarrollos urbanos fue unos de los objetivos por los que surgió la Subcomisión de Mejores Prácticas Empresariales de la CEDU. "Alcanzar la excelencia empresarial en nuestro rubro es el principal objetivo de la Subcomisión. Estamos trabajando en equipo para proporcionar a nuestros asociados una herramienta guía que invite a conocer el impacto que nuestro sector genera y poder modificarlo", expresa Rodrigo Ballester, líder de la Subcomisión y CEO de la empresa Desisco.

"Desde la Subcomisión de Mejores Prácticas Empresariales, nos propusimos repensar nuestro modelo de negocio entendiendo que los proyectos inmobiliarios generan un impacto inmediato en una zona, en una tierra, en un barrio, en una comunidad y que, a partir de ese impacto, debemos lograr un equilibrio en tres dimensiones: económica, social y ambiental, pilares para una sociedad y una comunidad sostenible", manifiesta Diego Lanusse, Director de Sustentabilidad de Eidico y miembro de la CEDU.

La subcomisión, que transita sus primeros pasos, se ha planteado una serie de metas que incluyen, entre otros aspectos, la elaboración de un manual que invite a otros a ser protagonistas de una agenda mundial que busca planificar emprendimientos sostenibles; la confección de un plan de comunicación y un proyecto de capacitación mensual para las empresas miembro; y la confección de un sistema de puntuación o valoración de lineamientos cumplidos.

"Desde hace unos meses estamos trabajando en el desarrollo de proyectos sustentables, pero nos faltaba un marco de acción que nos ordene y que nos permita cuantificar las acciones que nosotros creíamos relevantes en cuanto al impacto que generaban", cuenta Santiago Vitali, de Grupo Klover y miembro de la Cámara.

La empresa trabaja para que los nuevos proyectos sean sustentables desde el origen y apunten a reducir la huella de carbono. Además, tiene como objetivo generar convenios de pasantías con universidades e institutos locales para brindar una primera experiencia laboral a jóvenes estudiantes y ampliar así sus posibilidades dentro de un mercado laboral cada vez más saturado.

Idero, por su parte, es una empresa que brinda soluciones constructivas innovadoras utilizando el acero desde hace 25 años. Se especializa en proyectos residenciales y comerciales logrando una construcción más sustentable, moderna y perdurable en el tiempo, con un menor tiempo de obra y con una mayor calidad de construcción.

Lucas Salvatore, integrante de la empresa y Miembro CEDU, dice: "En Idero nos caracterizamos por hacer foco en generar valor en toda la cadena, no solamente como un tema económico, sino generar valor en el sentido más amplio de la palabra, tanto en lo económico como en lo social y ambiental. Generar trabajo y triple impacto. Es el hilo rector de la empresa".