El mercado internacional de proyectos de construcción ecológica ha crecido significativamente en la última década. Y la demanda por este tipo de edificaciones está lista para crecer en los próximos tres años.

Así lo reveló el nuevo informe World Green Building Trends 2018 SmartMarket Report de Dodge Data & Analytics que realizó en colaboración con Carrier, el apoyo principal del American Institute of Architects (AIA) y Autodesk , el US Green Building Council (USGBC) y la participación como socio principal de investigación del World Green Building Council (WGBC).

“El hecho es que los edificios ecológicos ofrecen un triple beneficio: entregan beneficios medibles para los propietarios, los ocupantes y el público, ya que reducen los costos operativos, mejoran la calidad del aire interior y reducen el consumo de energía. Las tendencias descubiertas en este informe reflejan lo que estamos viendo en nuestro negocio: la construcción ecológica es buena para la salud pública, el medio ambiente y el resultado final”, apuntó Chris Nelson, Presidente de HVAC Comercial de Carrier.

El cambio climático es un motivo para apostar por estos emprendimientos

El reporte se propuso analizar el nivel de actividad ecológica, el impacto de las prácticas de este tipo de construcción en las operaciones comerciales, los factores desencadenantes con mayor probabilidad de estimular un mayor crecimiento del mercado verde y los desafíos que pueden impedirlo.

Para hacerlo, relevaron la opinión de más de 2.000 arquitectos, ingenieros, contratistas, propietarios, especialistas/consultores e inversionistas de 86 países, explica el portal especializado en RSe, Tres Mandamientos.

Y los hallazgos son alentadores: el 47% de los encuestados esperan que la mayoría de sus proyectos (más del 60%) sean verdes para 2021. De esta forma, la demanda llegará a duplicarse en algunas regiones. De hecho, se proyecta un salto de 20 puntos respecto de aquellos que actualmente reportan una mayoría de emprendimientos ecológicos.

“El estudio, apoyado por nuestros GBC en cinco regiones, demuestra que la industria de la construcción ecológica es un beneficio comercial clave; y que se considera que la construcción ecológica en todo el mundo tiene un impacto que va más allá de los beneficios ambientales significativos, como el aumento de la productividad y la satisfacción de los empleados “, destacó Terri Wills, CEO del WGBC.

Los principales hallazgos

En cuanto a los motivos que llevan a apostar por este tipo de edificaciones, el cambio climático sigue siendo un gran driver. El 77% de los participantes enumeró la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero como una razón importante para hacerlo. En cada región, la razón ambiental más importante fue la reducción del consumo de energía, estrechamente vinculado a las emisiones. En paralelo, los beneficios sociales han ido creciendo como un motor, en particular la salud y el bienestar de los ocupantes, lo que refl eja la importancia de las personas.

A la hora de evaluar los obstáculos, en líneas generales, las barreras han disminuido con el tiempo, aunque el costo sigue siendo una preocupación. Sin embargo, el estudio arrojó que la percepción de que cuesta más que la construcción tradicional se redujo drásticamente: de más del 75% en 2012 a menos de la mitad en la actualidad. Y en esta misma línea, la industria espera un aumento en los ahorros de los costos operativos dentro de los próximos cinco años.

En lo referente a perfiles, la construcción comercial sigue siendo el sector más sólido en este tipo de edificaciones aunque también ha habido un aumento en los edificios residenciales de gran altura desde 2015.

En Europa parecen darse los mayores crecimientos en nuevas construcciones comerciales, modernizaciones y residenciales de baja altura. Mientras tanto, en América del Sur, América Central y el Caribe también se espera un fuerte aumento en proyectos comerciales verdes y residenciales de gran altura nuevos, con pocos proyectos institucionales previstos.