El Gobierno anunció la reapertura parcial de la exportación de carne desde el lunes, en una decisión que dejó insatisfecha a las autoridades de la Mesa de Enlace pero que significó un paso en favor de los reclamos que vienen haciendo los representantes del campo.

"Sobre la resolución de la carne con destino a China se resolvió  abrir las exportaciones a partir del día lunes y resolver los problemas que los señores gobernadores y las entidades nos plantearon. Se resolvió también considerar la situación de frigoríficos que habían hecho nuevas inversiones y no habían podido participar en la distribución de los cupos", reusmió el ministro de Agricultura, Julián Domínguez.

Domínguez hizo el anuncio luego de la reunión con los representantes de la Mesa de Enlace. En el encuentro también participan el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro de Interior, Eduardo de Pedro y presentes los gobernadores de Santa Fe, Omar Perotti; de La Pampa, Sergio Ziliotto; de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora.

Desde la Mesa de Enlace, Carlos Achetoni señaló: "La expectativa para que fuera contundente era la liberación total de la exportación y que obviamente no lo hemos conseguido, se ha liberado nada más la que tiene destino a China. Hay un montón de temas que nos preocupan. Es un inicio y es importante que se inicie de esta manera".

El tema central del encuentro fue el impacto de las restricciones a las ventas externas de carne vacuna. Tal como adelantó este medio, se aguardan novedades en relación a la liberación de cupos de vaca con destino a China.

En la previa de estos anuncios,  el ministro Domínguez encabezó la reunión del Consejo Federal Agropecuario, junto al gobernador Perotti y ministros del campo de distintas provincias. La cartera agropecuaria se enfocó en comenzar a delinear una estrategia orientada a incrementar la productividad del rodeo.

La reapartura completa generaría ingresos extras de hasta 130 millones de dólares 

Si bien la política es protagonista excluyente en la gestión de  Domínguez, los aspectos vinculados a números productivos también se llevan la atención de Agricultura.

La semana pasada, el ministro y sus principales funcionarios mantuvieron dos reuniones con los equipos técnicos, como para conocer de primera mano el impacto del cupo. Domínguez sostiene el discurso de la Casa Rosada, que apunta a sostener los mercados externos, pero sin descuidar el consumo interno, que se encuentra en los niveles más bajos de la última década.