El Mercado de Liniers cerró con subas de 10% a 15% en el valor de las categorías de consumo y, según pudo relevar BAE Negocios, en los próximos días el traslado a los mostradores oscilará entre $150 y $200 por kilo. En este nuevo escenario de precios, cortes como asado, vacío y matambre llegarían hasta los $850, mientras que en el caso de productos como lomo y bife de chorizo aumentarían a $1.000. Fuentes oficiales reconocieron a este medio que siguen de cerca el golpe inflacionario y que, en el caso de registrarse algún impacto concreto, se tomarán medidas. "No se permitirán abusos que afecten al consumo", advirtieron.

Existen factores que permiten explicar la suba en Liniers y que en los próximos días pueden atenuar esta disparada en la cotización del ganado. El ingreso en el mercado concentrador fue de 4.418 cabezas, menor a las cifras que se manejan habitualmente en el predio. Por las lluvias de los últimos días, los productores cargaron menos hacienda y al momento de los remates, los compradores -necesitados de mercadería para reponer- convalidaron precios mayores a los habituales.

En la jornada del martes 16 de noviembre, las cotizaciones de la hacienda de consumo mejoraron entre un 10% y un 15% en relación a la semana pasada. Los precios oscilaron entre $230 y $240, con máximos de $265. El valor más alto fue un lote de vaquillonas de 297 kilos, por las que se pagaron $280. Para el día de hoy, se prevé un ingreso de 7.000 a 8.000 cabezas, que podría tener un efecto bajista en los precios. Pero más allá de esta situación puntual, los operadores del mercado reconocieron que este nuevo escenario de cotizaciones "llegó para quedarse".

Esta suba en novillitos y vaquillonas tiene un impacto directo en el precio de los mostradores. Con el aumento de $50 promedio que se registró  en Liniers, los abastecedores calcularon que en las carnicerías se reflejará en incrementos de hasta $200 por kilo. Si bien los aumentos no se distribuyen en todos los cortes por igual, el impacto en las pizarras será visible.

Por el lado del Gobierno, en mayo aplicó un esquema de restricciones a las ventas externas de carne, con el objetivo de frenar la suba de precios en los mostradores. El cupo se aplicó para la vaca con destino China, un listado de siete cortes parrilleros, Cuota Kosher y novillo Hilton.

Con los valores en los mostradores a la baja, un 3% en los últimos cuatro meses, se fueron flexibilizando las ventas externas, que según el Ministerio de Agricultura cerrarán el año sobre las 820.000 toneladas. En paralelo, se afianzó el programa de Cortes Populares, que contempla un volumen mensual de 6.000 toneladas, distribuidas en todo el país a través de unas 1.100 bocas de expendio.

Más notas de

Andres Lobato

La industria láctea aumentó su producción en 3,4%

Las ventas al público cayeron hasta 13% en diciembre

Las exportaciones porcinas cayeron 29,4%, ante menor demanda de China

En 2021 aumentaron las importaciones

La baja producción local de carne impedirá aprovechar la suba de la demanda mundial

La baja producción local de carne impedirá aprovechar la suba de la demanda mundial

Exportadores advierten por retraso de 131% en precios de aceite

En 2021 se subsidiaron 29 millones de litros por mes

Por efecto de la sequía, el Gobierno dejará de recibir USD1.400 M en impuestos del campo

Por efecto de la sequía, el Gobierno dejará de recibir USD1.400 M en impuestos del campo

El Gobierno ratificó baja de retenciones para las economías regionales

Los beneficios impositivos alcanzan a un amplio abanico de producciones

A pesar de los acuerdos, las carnicerías aumentaron los precios

El asado aumentó 10,4%

La sequía golpea a la producción de granos y sólo en maíz las retenciones caerán 216 millones de dólares

Los rindes caerán entre 20% y 40%

El uso de fertilizantes creció un 8% y le permitió al campo mejorar los rindes en 2021

El uso de fertilizantes creció un 8% y le permitió al campo mejorar los rindes en 2021

El cupo a las exportaciones y la inflación pusieron a la carne en el foco de tensión con el campo

La suba de los precios de la carne incidió en la suba de la inflación