Tal como afirmamos en “El Plan, la Sarasa y el Aporte Solidario"el Gobierno Nacional acciona sin rumbo y no ha delineado “un plan económico” cuya condición necesaria es: lograr los equilibrios (fiscal y externo) fundamentales.

El Poder Ejecutivo parece “no estar apto” para comprender la coyuntura, la cual no admite mayores imposiciones al Sector Privado, y como consecuencia ha girado un proyecto a la Cámara de Diputados de la Nación, con la intención de modificar la Ley de Impuesto a las Ganancias (LIG), recurriendo a una “sorprendente técnica” para las Sociedades de Capital (SC).

Así,  intentará gravar con tasas progresivas, bajo un formato similar al de las personas humanas, a distintos niveles de Ganancias Netas Imponibles - la base definitiva sobre la que se aplicará la tasa del impuesto a las ganancias, una vez restados a los ingresos totales, todos los gastos necesarios para llevar adelante la actividad generadora de rentas gravadas-, tal como se expresa en el Cuadro siguiente

De esta manera, se vería parcialmente derogada la reforma de la LIG realizada en 2017, donde se propiciaba una reducción de la tasa de imposición, desde el 35% al 25%, para las sociedades, que debía cumplirse en el actual periodo fiscal.

La desidia de la actual coalición de gobierno para solucionar la cuestión fiscal heredada de la gestión “Cambiemos”, lleva a que las únicas propuestas que permanentemente se evalúan, se encuentren tanto alrededor de la creación de impuestos como del incremento de la tasa de los ya existentes.

Así no hay salida posible ya qué, cómo sabiamente ilumina el Eclesiastés, todos los ríos van al mar, pero éste nunca se llena…", como dice el Libro del Eclesiastés del Antiguo Testamento.

Hacer que se hace… y cada vez peor

La posible aplicación de una escala progresiva para las SC es extraña a una correcta técnica tributaria, ya que podría provocar escisiones o construcciones societarias con el fin de erosionar la GNI. Se podrían constituir: sociedades operativas anexas a las principales; o bien provocar desintegraciones verticales, entre otras opciones, para de esta forma actuar como contribuyentes únicos, y así, propender a encuadrar las operaciones dentro de la escala más baja en el marco de lo que la disciplina denomina “economía de opción”.

El aplanamiento de la base imponible implicará, en su gran mayoría, que las sociedades se vean percutidas por la tasa más alta del tributo.

Ahora bien, de intentarse esta metodología, al menos debería articularse sobre una GNI representativa de la situación real de las empresas, como se aprecia en el Cuadro 2, considerando las escalas que el actual oficialismo utiliza para segmentar el aparato productivo. Para segmentar el aparato productivo deberían: mantener un orden coherente entre las categorías establecidas por el Ministerio de la Producción y la AFIP respecto de las escalas que se pretendan instalar ( cuatro como mínimo) y adecuar (Cuadro 2) las GNI a la realidad económica.

 

Las diferencias de bases imponibles evidenciadas ut supra, vis a vis el proyecto de reforma, no redundará en una mejora frente al Impuesto a las Ganancias (IG), por parte de las SC, sino todo lo contrario. Su incidencia negativa en los ya escuálidos estados de resultados, podría producir un impacto en la acumulación de capital reproductivo inviabilizando la actividad empresarial.

 
 

Para estar mejor: hacer lo que hay que hacer

 

Es inevitable no atribuirle un nexo causal a este intento de modificación, respecto de la realizada un mes atrás para la Cuarta Categoría de ganancias.

El “bache" fiscal que implican los necesarios beneficios otorgados a los trabajadores (alcanzados) en relación de dependencia, pretende ser “rellenado” sólo a través de una mayor imposición a la renta empresaria, obviándose el tratamiento que merecerían las correspondientes al suelo y financieras.La ley del impuesto a las ganancias define cuatro categorías de rentas: la primera se refiere a la del suelo (alquileres urbanos y rurales), la segunda a la de capitales (dividendos, intereses, etc.), la tercera proveniente de los beneficios empresariales, y la cuarta ligada al trabajo personal autónomo y en relación de dependencia.

Tal como hemos señalado en “Gobernar es ¿crear impuestos o trabajo? el poder de imperio de un Estado, en la creación y percepción de tributos es indiscutible, pero no es menos cierto, que nada bueno puede ocurrir si no se modela la economía procurando su crecimiento con inclusión social”.

Así, como afirmáramos en “El tamaño importa” : “el actual desequilibrio fiscal se solucionará con el cobro de Derechos de Exportación, y una nueva Ley de Arrendamientos para la pampa húmeda, que impactará en la renta extraordinaria por la tenencia de la tierra, manteniendo indiferente la rentabilidad del productor y generando un horizonte de certidumbre que incentivará al actual ahorro privado en moneda dura (los “argendólares, decir los que poseen en su patrimonio todas las personas (humanas y/o jurídicas) residentes en el país.a que se vuelque a la inversión productiva”.

En este marco, y antes de que sea demasiado tarde, sólo la armonía entre el capital y el trabajo, dentro de una comunidad que se organiza de manera justa, “dará vida” a un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (MoDEPyS), con orientación a la producción.


 *Lic. Guillermo Moreno,   Dr. Gastón Bres y  Marcos Von Ifflinger

 

 

Más notas de

Guillermo Moreno

El precio de la carne: composición, tema"la vaca"

Composición, tema: "la vaca"

Las horas trabajadas y los déficits en la oferta de bienes y servicios

Las horas trabajadas y los déficits en la oferta de bienes y servicios

Impuesto a las Ganancias para las Empresas y la perseverancia en los desaciertos

La producción y la recaudación impositiva, dos variable que deben considerarse

Sobre dos encrucijadas: la monetaria y la externa

Sobre dos encrucijadas: la monetaria y la externa

La productividad... nuestra estrella polar

La productividad... nuestra estrella polar

Negociaciones con el FMI y el Club de Paris:“ser o no ser”

El Gobierno de Mauricio Macri honró los compromisos con el Club de Parías hasta el 2018, postergando el pago correspondiente al 2019

Impuesto a las Ganancias: para la 4ta. categoría, un parche de cuarta

Hay una notable inequidad entre iguales, producto de una técnica tributaria deficiente

Respirar…. y También Comer (Parte II)

Un plan económico, el podcast de Guillermo Moreno

Pacto de precios, salarios y tarifas: respirar…. y También Comer (Parte II)

Pacto de precios, salarios y tarifas: respirar…. y También Comer (Parte II)

Sobre la electricidad: "hágase la luz"

La variación del consumo eléctrico es inferior al crecimiento