La Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP) aumentó el reintegro a sectores vulnerados por consumos realizados con tarjeta de débito en un 69%, a través de la resolución general 5221/2022 publicada hoy en el Boletín Oficial.

El beneficio alcanza a las personas cuyo único ingreso sea una jubilación o pensión de haber mínimo y titulares de la Asginación Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo (AUE), y estará vigente hasta el 31 de diciembre próximo.

La extensión del beneficio ofrece un impulso adicional a los consumos que realizan todos los meses más de dos millones de personas.

En paralelo, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) planifica nuevos beneficios para la segunda parte del año y confirmó el calendario de pagos de julio 2022. Durante el mes entrante se continuará abonando el saldo de Tarjeta Alimentar y se abrió la quinta convocatoria para el sorteo de Mi Pieza 2022, ambos programas del Ministerio de Desarrollo Social. 

Pagos de Anses

Mi Anses, todo lo que tenés que saber

Quiénes acceden a los reintegros AFIP

El beneficio consiste en un reintegro del 15% del monto total de los consumos con tarjetas de débito que realicen las personas que:

- Cobren el haber mínimo de jubilación
-  Cobren el haber mínimo de pensión por fallecimiento o pensión no contributiva nacional
- Sean titulares AUH 
- Sean titulares de Asignación por Embarazo

Reintegro de AFIP para beneficiarios de Anses

El reintegro alcanza a las compras realizadas en farmacias, comercios de cercanía, mini, súper e hipermercados, kioscos y almacenes.

El nuevo monto asciende hasta $2.028 mensuales por beneficiario, con un valor máximo de $4.057 para titulares de la AUH con dos o más hijos.

El reintegro se acredita en forma automática cuando las personas beneficiarias realizan sus compras con tarjeta de débito, mientras que también están alcanzadas las operaciones abonadas con esas tarjetas bajo la modalidad de Pago Electrónico Inmediato (PEI) o códigos de respuesta rápida (QR).

La herramienta favorece el acceso a servicios financieros y así permite coadyuvar a la reducción de las brechas sociales, territoriales y de género.

Es importante destacar que por tratarse de un régimen financiado con una partida presupuestaria asignada a tales efectos por el Ministerio de Economía, no afecta a la coparticipación federal.