Con muchas incógnitas aún abiertas en torno a la negociación con el Fondo Monetario Internacional, una de las principales satisfacciones que se trae Martín Guzmán de su viaje a Estados Unidos es la ratificación del desembolso de préstamos por alrededor de 2.000 millones de dólares durante 2021 por parte del Banco Mundial (BM). Esos créditos, junto a los que aún se negocian con otras entidades multilaterales y al creciente financiamiento neto cosechado en las colocaciones de deuda en pesos, permitirá reducir la asistencia monetaria del Banco Central al Tesoro para cubrir el déficit fiscal por debajo del nivel presupuestado.

Así se lo confirmaron a BAE Negocios fuentes oficiales. El Presupuesto prevé financiar cerca del 60% del déficit de este año con emisión monetaria y algo más del 40% restante con deuda, mayormente en pesos. Este diario ya había adelantado en octubre pasado que la intención de Guzmán era que el Gobierno lograra ampliar el crédito de distintos bancos multilaterales para reducir la porción cubierta por el BCRA e incluso se entusiasmaba con invertir esa ecuación.

Luego de una asistencia monetaria que superó los 2 billones de pesos en 2020 a causa de la coronacrisis, el ministro procura acotarla bajo la premisa de que parte de los pesos que se inyecten irán a presionar al dólar y a los precios. Es también una de las principales exigencias del FMI de cara al nuevo programa -más allá del guiño del reconocimiento de la inflación como "fenómeno multicausal"- y uno de los incesantes pedidos del mercado. Estos días avanzó algunos pasos en ese plan.

El BM reafirmó que otorgará este año el financiamiento ya comprometido pero aún pendiente. Primero lo hizo en la reunión que mantuvo en Washington el ministro de Economía argentino con el director gerente de Operaciones del banco, Axel van Trotsenburg, y luego en la videoconferencia realizada este miércoles entre Alberto Fernández y David Malpass, el presidente de la entidad multilateral. Argentina cuenta con una cartera de 26 préstamos del BM por un total de 6.149 millones de dólares, de los cuales restan desembolsar 2.066 millones. De ese monto, 420 millones fueron aprobados en febrero. Según lo acordado, en el primer semestre se aprobarán créditos por alrededor de 1.200 millones y en el segundo, por unos 800 millones.

Alberto Fernández en la reunión virtual con David Malpass

Se trata de recursos destinados a obras de infraestructura y políticas sociales que no estaban previstos en el Presupuesto ya que al momento de su sanción estaban comprometidos pero no aprobados. Por ende, no estaban contemplados en el programa financiero anual, confirmaron fuentes del Palacio de Hacienda a este medio. Este endeudamiento en dólares “de largo plazo a tasas bajas” con el BM, como lo describen en Economía, equivale a cerca de medio punto del PBI y a alrededor del 15% de la asistencia del BCRA al Tesoro presupuestada (1,2 billón de pesos). El número podría ampliarse si se concretan las negociaciones abiertas con otras entidades multilaterales, cuya relación está bajo la órbita del secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

La otra gran novedad para el Gobierno que coincidió con el viaje de Guzmán fue el anuncio del FMI de que avanzará en la distribución entre sus miembros de derechos especiales de giro (DEG, la moneda del organismo) por 650.000 millones de dólares, por el que Argentina recibirá 4.354 millones, un 25% más de lo que se esperaba. Aunque, al no tratarse de un préstamo ni tener asignación específica, esas divisas podrían ir a pagar vencimientos para estirar la negociación con el Fondo más allá de septiembre (primer pago de capital) o a fortalecer la capacidad de intervención cambiaria del Central, entre otros posibles destinos.

El BAII, el BID y la CAF, otros multilaterales en la mira 

Otra importante apuesta oficial está en el Lejano Oriente. Se trata del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), una entidad multilateral con sede en Pekín, del que China es el principal accionista (26,6%) y que está integrado también por otras economías de peso regional y algunos países europeos. A la gran potencia emergente viajará el propio Fernández el 5 de mayo en una visita oficial que tendrá entre sus principales objetivos cerrar acuerdos de inversiones de largo plazo para proyectos de infraestructura por 30.000 millones de dólares.

Por el momento, algo más complejo luce el panorama en otras entidades. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) está atrapado en una disputa entre demócratas y republicanos. El BID hoy está presidido Mauricio Claver Carone, el exdirectivo del FMI que reconociera el carácter político del multimillonario Stand By concedido a Mauricio Macri, un hombre de Donald Trump, que le ganó la pulseada a Fernández, quien buscaba posicionar a Béliz en esa silla. Claver Carone tenía como una de sus metas capitalizar el banco para ampliar el financiamiento enviado desde Washington a los países latinoamericanos y contrapesar la influencia china, pero los funcionarios y legisladores que responden a Joe Biden por ahora no lo acompañan.

En el Banco de Desarrollo de América Latina, la ex Corporación Andina de Fomento (CAF), acaba de renunciar su presidente, el peruano Luis Carranza Ugarte, con denuncias de presiones por parte de directores argentinos, pero también acusado de despidos masivos en el organismo y maltrato laboral. Con todo, la intención del Gobierno nacional sigue siendo conseguir mayor financiamiento también de estas entidades.

Más deuda en pesos y ¿más fiscalismo?

La otra vía por la cual Guzmán trabaja para reducir la asistencia del BCRA es el incremento del endeudamiento en moneda local. En lo que va del año, la Secretaría de Finanzas consiguió en lo que va del año financiamiento neto positivo por casi 169.000 millones de pesos. Con una última licitación este lunes, buscará cerrar el calendario financiero del primer trimestre con un importante saldo a favor. Como el déficit del período sería bastante menor, según las estimaciones privadas, Economía quedará con un colchón para compensar eventuales tropiezos en meses con vencimientos más elevados, como abril, o bien para evitar moderar los envíos de adelantos transitorios o de utilidades del Central.

Además, en el Palacio de Hacienda no descartan que el déficit primario resulte menor al 4,5% del PBI presupuestado, algo que ayudaría también a achicar la emisión monetaria. Pero por ahora trabajan con esa meta. Es que la incertidumbre sobre cómo se desarrollará la segunda ola de coronavirus y los debates dentro del Frente de Todos sobre cómo se utilizarán los mayores ingresos producto de la reactivación de la economía, los altos precios de los commodities y el aporte de las grandes fortunas –si irán a potenciar la recuperación o a achicar el rojo- deja aún el escenario abierto. Menos déficit y menos emisión es al mismo tiempo un límite a la política social en momentos de crisis.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

El BCRA cierra marzo con récord de compra de dólares en 16 meses aunque sin acumular reservas

A falta de una rueda, el Central compró más de 1.500 millones de dólares en marzo

Con crédito de bancos multilaterales y fondeo neto en pesos, Guzmán recorta la meta de asistencia monetaria

Martín Guzmán junto al director gerente de Operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg

Bonistas vs Kicillof: se tensa la negociación y un grupo de acreedores demanda a la provincia en Nueva York

Se complica la reestructuración de la deuda provincial encarada por kicillof

Por canje de deuda, ajuste del gasto Covid y más recaudación, el déficit de febrero fue el menor en seis años

Guzmán busca dar señales de fiscalismo en plena negociación con el FMI

Guzmán reúne hoy a fondos de inversión en Nueva York antes de la cita en Washington con el FMI

Guzmán durante una visita a Estados Unidos previa a la pandemia

El BCRA avanza en investigación contra el BICE y cita a ex funcionario macrista para que aparezca

El ex ministro de Producción quedó en la mirá de la autoridad monetaria

Deuda: Economía inicia las colocaciones de marzo y busca ampliar el fondeo en el mercado

Guzmán busca ampliar el fondeo en el mercado para acotar la asistencia del BCRA al Tesoro

El BCRA financió por primera vez en 2021 al Tesoro y Guzmán mantiene su meta de emisión

El Banco Central le giró 70.000 millones al Tesoro

Economía cierra el primer bimestre sin pedirle pesos al Central y reduce las necesidades de emisión para 2021

El Banco Central no le envío fondos al Tesoro durante el primer bimestre

El FMI prepara un informe "autocrítico" del préstamo a Macri y Guzmán busca apoyos para el acuerdo

Martín Guzmán junto a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva