El fabricante de vehículos sueco Polestar, que tiene entre sus inversores a Volvo Cars y la china Geely, anunció que hará la compañía pública en la Bolsa de Nueva York con una cotización cercana a los 20.000 millones de dólares. La empresa, que hace autos eléctricos de lujo al igual que la Tesla de Elon Musk, alcanzó un acuerdo para comenzar a cotizar a través de la fusión con la empresa de adquisición con fines especiales (SPAC, por sus siglas en inglés) Gores Guggenheim.

Polestar fue fundada en 2017, y apenas hizo dos modelos desde su creación. Sin embargo, su salida al mercado vendrá acompañada de tres autos nuevos. "Este es un momento realmente emocionante para Polestar. Con dos coches galardonados hoy en 14 mercados activos en tres continentes, buscamos expandirnos a 30 mercados para 2023", declaró Thomas Ingenlath, CEO de la compañía.

La idea de salir al mercado es conseguir nuevos inversores para desarrollar la marca a medida que los vehículos eléctricos comienzan a despegar. Polestar, como otras marcas entusiastas, busca sostener mejor su valoración que otros que han tratado de igualar a Tesla. Sin embargo, cuenta con una ventaja: a diferencia de otros advenedizos que debutaron a través del acuerdo con SPAC, Polestar ya tiene modelos en el mercado y acceso a la red de producción de un fabricante de automóviles establecido.

El Polestar 2 ya compite mano a mano con el Tesla Model S

Así lo graficó Ingenlath: "Esta no es una startup que esté completamente sola. Nuestra velocidad de crecimiento y nuestra capacidad están vinculadas a que tengamos acceso a la huella de fabricación del grupo Volvo". De hecho, Volvo anunció por separado que invertirá hasta 600 millones más en Polestar en relación con la combinación Gores Guggenheim, lo que le da una participación cercana al 50%.

En este sentido, Ingenlath comentó que encontraron en Gores Guggenheim "un socio con un historial impresionante de llevar empresas líderes a los mercados públicos". "La combinación de negocios propuesta y la cotización posicionan a Polestar como una compañía global de automóviles eléctricos financieramente sólida y preparada para el futuro. Nos permitirá acelerar nuestro crecimiento, estrategia y, lo que es más importante, nuestra misión hacia la movilidad sostenible", explicó.

La valorización con la que saldría Polestar colocaría a la marca sueca justo detrás de un gigante como Nissan, y delante de Renault, Tata Motors o Subaru. Un tanto ambicioso, ya que solo vendió 10.000 vehículos en 2020. Sin embargo, apunta a llegar a las 290.000 ventas anuales en 2025, año en el que espera obtener un margen aproximado del 9% sobre las ganancias antes de intereses e impuestos.

Tesla tendrá más competencia

Di Caprio estará más contento

La salida al mercado llegará con "tres nuevos coches eléctricos prémium para 2024, comenzando con el primer SUV previsto para 2022", el cual se llamará Polestar 3 y ya se encuentra en las fases finales de su desarrollo, atravesando las pruebas de choque. El Polestar 3 fue planteado como un SUV eléctrico del tamaño de un Porsche Cayenne. Su precio comenzará alrededor de los 75.000 dólares y será seguido por una versión cupé que superará ese precio.

Esa será el Polestar 4, que se corresponderá con un crossover estilo coupé que sería del tamaño de un Porsche Macan. "Nuestro Polestar 4, nuestro segundo SUV, dejó el estudio de diseño hace mucho tiempo", adelantó el CEO de la compañía. Otro auto que se viene será el Polestar Precept. el dinero para producir todos estos autos saldrá de los USD 1.050 millones que planea recaudar.

El anuncio vino acompañado de tres nuevos modelos

Así, Elon Musk, recientemente "semi-separado" de su pareja, sumará más competencia para el mercado de autos eléctricos en el que domina hace tiempo con Tesla. El fabricante, que decidió quitar los limpiaparabrisas de sus autos, tiene entre sus más vendidos al Model S y el Model Y. 

“Una de las historias sólidas inherentes a Polestar es la sostenibilidad”, dijo Ingenlath en Bloomberg Television. “También es muy importante para Leo. Él y nosotros nos unimos en ese viaje, él invirtiendo en nuestra empresa, obviamente, eso tiene sentido para ambas partes", agregó el CEO. ¿Quién es Leo? Nada más ni nada menos que Di Caprio, uno de los actores más famosos del mundo y comprometido activista del medio ambiente que recientemente anunció el estreno de su nueva película en Netflix.

Gores Guggenheim, dirigida por el presidente Alec Gores y el director ejecutivo Mark Stone, está patrocinada por afiliados de Gores Group y Guggenheim Capital. Recaudó 800 millones de dólares en una oferta pública inicial en marzo y espera cerrar el acuerdo con Polestar en el primer semestre del próximo año.