En las finanzas, una caída se puede aguantar. Dos, quizás también. Pero si la caída es sostenida y no tiene un horizonte, los inversores suelen perder confianza en aquello que invirtieron y prefieren venderlo antes de seguir perdiendo dinero. Eso sucede actualmente con las criptomonedas, que viven un invierno feroz que comenzó en noviembre del año pasado y, con sus cotizaciones en mínimos históricos, no parecen divisar un final feliz. Esa caída impactó en la confianza de los usuarios cripto en el Bank of America (BoA), cuya cantidad cayó en un 50% desde los más de un millón que eran en noviembre de 2021. 

Para finales del año pasado, Bitcoin, Ethereum y otras monedas habían llegado a máximos nunca antes vistos, con crecimientos astronómicos que volvieron millonarios a inversores inteligentes u oportunistas. Las historias de éxito inspiraron a miles, que se lanzaron a invertir en monedas virtuales. Y los bancos, atentos a esa situación, apostaron por permitir la operación de cripto en sus plataformas. Sin embargo, no esperaban el "criptoinvierno" que se venía. 

En sintonía con la caída de la economía estadounidense, las criptomonedas perdieron enormemente su valor, en algunos casos más del 50% de su precio. El Bitcoin, uno de los mayores exponentes, pasó de valer 69.000 dólares a operar apenas por encima de los USD 19.000. En este contexto, la capitalización de mercado de las criptomonedas se redujo a menos de un billón de dólares, desde un máximo de unos USD 3 billones en noviembre de 2021.

“Los criptomercados se vueron sacudidos por fuertes caídas en los precios de las monedas digitales y el colapso de ciertas criptomonedas estables”, escribió en un informe un equipo del Bank of America Institute que incluye a David Tinsley y que fue citado por Bloomberg.

Valor de las criptomonedas

Según un análisis del Bank of America, el número de los usuarios que operaban con criptomonedas cayó desde más de un millón a un aproximado de 500.000 en tan solo ocho meses. Y no solo es la caída lo que preocupa, sino también el derrumbe en el interés por las monedas virtuales: entre abril y junio, Bank of America vio un alza del 21% al 30% en aquellos que dijeron que no invirtieron en el espacio y que no tienen planes de hacerlo.

El banco analizó los datos internos anónimos que mostraban la cantidad de clientes que habían realizado inversiones en criptoactivos al enviar o recibir un pago hacia o desde una plataforma de activos digitales, aunque los datos no muestran específicamente qué transacciones se realizaron.

 

Aunque los datos de Bank of America no ofrecen una visión integral de todos los usuarios de criptomonedas, pueden reflejar tendencias más amplias en el espacio. La confianza en estos activos digitales también se refleja en su valor y en lo que hacen las empresas líderes del sector, y eso ofrece una imagen más amplia e igual de grave: las criptos no pueden recuperar su valor y las principales compañías no paran de despedir trabajadores

Todavía hay esperanza para las cripto

El Bank of Amercia aseguró que los efectos más amplios de la caída del criptomercado podrían no ser perjudiciales para la economía en general, ya que los criptoactivos comprenden menos del 1% de los activos financieros generales de los hogares estadounidenses, lo que sugiere que “relativamente pocas personas ven los criptoactivos como una inversión confiable a largo plazo”.

Por otra parte, un informe elaborado por el banco asegura que los inversores todavía están interesados en las criptomonedas, y la tecnología blockchain y el ecosistema criptográfico llegaron para quedarse. Según citó Crypto Daily, el documento que el BoA publicó el pasado martes que los inversores, en especial los millennials, mantienen su apetito por estos activos digitales.  

"El compromiso del cliente continúa creciendo y el enfoque permanece en el rápido desarrollo y la naturaleza disruptiva de la tecnología blockchain, a pesar de la caída de los precios de los tokens y los titulares que sugieren que ha llegado la desaparición del ecosistema", señaló el informe.

Pese al criptoinvierno, el apetito de muchos inversores por las monedas virtuales todavía persiste

En este sentido, el BoA señaló que es fácil atraer a los primeros mil millones de usuarios al ecosistema criptográfico, sin embargo, "los próximos mil millones probablemente requerirán puentes mejorados entre los ecosistemas fiduciario y criptográfico y la creación de un ecosistema criptonativo, en el que las personas desconocen las aplicaciones que aprovechan la tecnología blockchain".

Por eso, el informe concluyó que "la tecnología blockchain y el ecosistema criptográfico están aquí con nosotros para siempre".

Por otra parte, el banco resaltó la importancia de un marco regulatorio, ya que los grandes inversores en el ámbito corporativo e institucional siguen siendo cautelosos hasta que exista una regulación establecida.  El CEO de Bank of America, Brian T. Moynihan, habló recientemente con Yahoo Finance en el Foro Económico Mundial y afirmó que "no podían" comprometerse con las criptomonedas hasta que se implemente la regulación. “No podemos hacerlo”, señaló el CEO, “por regulación, realmente no se nos permite participar”.