Casi la mitad de las pequeñas empresas estadounidenses no pueden encontrar trabajadores, según la Federación Nacional de Empresas Independientes, que señaló que la cifra del 48% de puestos de trabajo vacantes para esta época del año es récord.

También fue un récord en el mes de abril la cantidad de 324.000 renuncias de trabajadores, casi un 2,7% de los puestos, de las cuales 116.000 se desempeñaba en el comercio minorista, según una encuesta.

Los empleadores minoristas están reacios a aumentar los salarios y ofrecer beneficios, de manera que están perdiendo trabajadores contra empleadores que pagan más, dijo Nick Shields, analista sénior que cubre el sector minorista en Third Bridge.

"Existe un reto para retenerlos, en gran medida porque desde el punto de vista laboral, si eres un trabajador y estás en un negocio minorista más pequeño o regional, vas a abandonar el barco", agregó de acuerdo con un artículo publicado por la cadena Telemundo.

Teletrabajo

Los expertos del mercado laboral afirman que existen tendencias concurrentes tanto en los sectores laborales de cuello blanco (más calificados) como de cuello azul (menos calificados) que hacen que los empleados sean reacios a aceptar o conservar sus puestos de trabajo.

Los empresarios están convocando de nuevo a la oficina a los millones de profesionales de cuello blanco que han estado trabajando desde casa durante los últimos 15 meses, solo para descubrir que muchos de ellos no tienen ningún deseo de volver a asumir el tiempo y los gastos del viaje al trabajo, ni de enfrentarse a la posible exposición al COVID-19.

La consultora Korn Ferry descubrió que cerca de tres cuartas partes de los trabajadores dicen tener más energía y concentración cuando trabajan desde casa.

"Cuando se habla con los solicitantes de empleo o con los empleados, hay muchas más expectativas por parte de los empleados de poder seguir trabajando a distancia, pero mucho menos de los empleadores", afirmó Andrew Challenger, vicepresidente de la empresa de recolocación de ejecutivos Challenger, Gray & Christmas.

Estímulos

Pero en aquellos sectores donde las tareas principales no pueden hacerse a distancia, los salarios están aumentando a medida que los empleadores compiten por contratar. Aunque el salario medio por hora en el comercio minorista subió 9 centavos en mayo, muchos dueños de pequemos negocios están conteniendo el aumento de los salarios ofreciendo bonos únicos de bienvenida.

Sin embargo, si el mercado laboral sigue siendo escaso hasta el otoño, es posible que no tengan otra alternativa. 

Los propietarios de restaurantes ya están dando un paso adelante: los ingresos medios por hora en mayo para los trabajadores del sector del ocio y la hostelería —un sector que añadió 292.000 puestos de trabajo el mes pasado— aumentaron 23 centavos por hora durante el mes, en comparación con los 15 centavos de todo el sector.