Aníbal Fernández, que asumirá este lunes como ministro de Seguridad nacional, sostuvo que ve al presidente Alberto Fernández con la "lanza en la mano" y "tomando decisiones segundo a segundo" en la gestión.

Durante esta tarde tendrá lugar el recambio de funcionarios que el Presidente se vio forzado a hacer ante la derrota del Frente de Todos en las elecciones PASO, la presentación de renuncias a disposición por parte de varios funcionarios cercanos a Cristina Kirchner, y la carta pública de la vicepresidenta en la que explícitamente pidió a Alberto Fernández haga modificaciones en su equipo. Aníbal Fernández es uno de los elegidos para integrarse al Gabinete, en reemplazo de Sabina Frederic.

El designado ministro de Seguridad aseguró que, una vez que asuma su cargo, sostendrá a las autoridades de las "cuatro fuerzas" federales, en referencia a la Gendarmería, Prefectura, la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), al advertir que la situación "no está para andar inventando nada".

"Hay que ir a fondo; lo veo al Presidente con la lanza en la mano y tomando decisiones segundo a segundo", destacó Aníbal Fernández.

Las medidas de Aníbal Fernández como ministro de Seguridad

Fernández aseguró que su intención es que los efectivos de la Policía Federal no sean "personal de calle" sino que "investiguen", por lo que "trabajará fuerte" en ese sentido, anticipó en declaraciones al canal C5N. Este martes se reunirá con las autoridades de las cuatro fuerzas federales, adelantó.

A la hora de trazar su futura gestión, Fernández señaló además que el Estado nacional cuenta con una Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que "no para de crecer y tiene un volumen fenomenal para una fuerza de seguridad civil".

"Es mucha satisfacción ver al hijo de uno caminando en la forma que lo está haciendo", sostuvo sobre la PSA, de las que fue uno de sus impulsores en 2005, durante la presidencia de Néstor Kirchner.

También destacó que lo llamaron "muchos dirigentes, legisladores e intendentes de la oposición" para desearle una "buena gestión" en el Ministerio de Seguridad y hacerle propuestas.

Nuevo gabinete del gobierno argentino

El Presidente encabezará este lunes a las 16 en la Casa Rosada el acto de juramento de los ministros designados para el Gabinete.

A Aníbal Fernández se suman Juan Manzur como jefe de Gabinete, en lugar de Santiago Cafiero; Santiago Cafiero a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores, en reemplazo de Felipe Solá; Jaime Perzyck en Educación, que hasta ahora estaba a cargo de Nicolás Trotta; Daniel Filmus en Ciencia y Tecnología, que conducía Roberto Salvarezza; Julián Domínguez en Ganadería para reemplazar a Luis Basterra; y Juan Ross como secretario de Comunicación y Prensa, tras la renuncia indeclinable de Juan Pablo Biondi, a quien Cristina Fernández de Kirchner acusó de hacer "operaciones de prensa" contra ella y el Gobierno.

Al recambio en Nación se suma la renovación del Gabinete de provincia de Buenos Aires: mientras todos los ministros habían puesto su renuncia a disposición, el gobernador Axel Kicillof aceptó las renuncias de varios de ellos y asumen como jefe de Gabinete el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; como ministro de Infraestructura y servicios públicos, Leonardo Nardini, intendente de Malvinas Argentinas; y la actual diputada nacional Cristina Álvarez Rodríguez ocupará el estrategico Ministerio de Gobierno.