El expresidente Eduardo Duhalde admitió hoy que fue "un error" decir que el que había depositado dólares recibiría dólares en 2002, cuando estaba frente a la Asamblea Legislativa.

"Decir que el que depositó dólares recibiría dólares fue un error. En 2002 la gente estaba muy enojada, era un escándalo que se estaba viviendo, pero teníamos claro que a pesar del default, de los bancos cerrados, teníamos que tomar la medida más antipática de todas, que era salir de la Convertibilidad", sostuvo el ex jefe de Estado en declaraciones radiales.

En este sentido, reconoció: "La frase marca lo grave de la situación, y no se dieron cuenta que 11 días después de asumir convoqué a una conferencia de prensa y dije que me había equivocado. El único que lo notó fue Felipe González, que lo resaltó en el prólogo de mi libro".

Sobre la situación económica actual, luego de los cuatro años del gobierno de Cambiemos, el ex mandatario consideró que aún "es muy tempranito para poder analizar a fondo". "Estoy convencido de que si le ponemos ganas, podemos remontar la cuesta", afirmó.

"Lo que viene pasando es que, por lo general, los dirigentes no entienden, no saben lo que es el ADN productivo del país. Pero todos los dirigentes saben que no explotamos nuestro inmenso potencial", evaluó.

Historia de una frase

El 2 de enero de 2002, al momento de asumir la presidencia tras la turbulenta crisis económica y social que derivó en la renuncia de Fernando de la Rúa como mandatario nacional, Duhalde sostuvo ante la Asamblea Legislativa: "El que depositó dólares recibirá dólares, el que depositó pesos recibirá pesos".

Este lunes, Duhalde remarcó que "había que tomar esa decisión, salir de la Convertibilidad" y consideró que "para mucha gente, después de eso, fueron buenos años".

Según su punto de vista, el plan ideado por Domingo Cavallo "dura un tiempo" y él "como gobernador lo sabía". "Lo notaba con los cierres de fábricas, la producción sabía que había que cambiar", recordó.

Una reunión con Cristina

Por otro lado, Duhalde se remontó a la última campaña electoral y señaló que Cristina Kirchner le "tapó la boca" con su decisión de dar un paso al costado y encumbrar a Fernández como candidato presidencial, al recordar que en aquel momento había dicho que la ex mandataria "se había equivocado" con esa movida.

"Dije que fue un error porque Alberto no era conocido. Después conté que me tapó la boca porque Alberto demostró su capacidad de consenso, que es muy grande, y de trabajo. Pensé que Cristina se había equivocado pero fue una gran armadora", sostuvo en declaraciones a Radio Cooperativa.

También afirmó que acordó con la ex presidenta una reunión a futuro: "Con Cristina ya quedamos que nos vamos a encontrar. Yo estoy con el presidente, mañana (por este martes) con la vicegobernadora (Verónica Magario) y ya estuve con el gobernador (Axel Kicillof)", detalló.