Un proyecto de ley que habilita la reelección indefinida de los intendentes de la provincia de Buenos Aires y deroga el artículo de la norma que limitaba a dos períodos como máximo su permanencia al frente de los Ejecutivos municipales fue presentado este viernes en la Cámara de Diputados bonaerense.

La iniciativa, del diputado del Frente de Todos (FdT) Walter Abarca, modifica el Artículo 3 del Decreto-ley 6769/1958 -Ley Orgánica de las Municipalidades y sus modificatorias y establece que "el intendente será elegido directamente por el pueblo y durará cuatro años en sus funciones pudiendo ser reelecto".

El proyecto, al que tuvo acceso Télam, pone en cambio límites a la reelección de los concejales al consignar que en el caso que hayan sido reelectos "no podrán ser elegidos en el mismo cargo, sino con intervalo de un período".

Los fundamentos del proyecto para permitir la reelección de los intendentes

En los fundamentos, Abarca sostuvo que limitar la reelección de los intendentes "es un retroceso a la autonomía de los municipios" y consignó que "la reelección o no de los intendentes debe surgir de la voluntad del pueblo expresada en las prácticas democráticas".

"En la constitución provincial no se establece un límite de tiempo ni de reelecciones para el departamento ejecutivo unipersonal, esto se establece por Ley en el Artículo 3 de la Ley Orgánica de las Municipalidades, que ha tenido modificaciones por última vez en agosto del año 2016, estableciendo que los intendentes y concejales solo podrán tener una relección pudiendo ser elegidos para el mismo cargo con un intervalo de un periodo", detalló.

Explicó que con el proyecto presentado hoy "la elección del intendente municipal es determinada únicamente por el voto popular, universal, igual, secreto, libre y obligatorio de los vecinos del municipio".

Recordó que en las últimas décadas "se produjo una descentralización de hecho hacia los gobiernos municipales, caracterizada por una fuerte transferencia de funciones y roles sin la correspondiente transferencia de recursos, capacidades y competencias".

"Si podemos admitir el robustecimiento de las cargas municipales es necesario hacer de la esfera municipal un ámbito profundamente democrático y para lograr tal equilibrio debemos otorgarle la total participación a los vecinos como electores y a quienes quieran formar agrupaciones o partidos políticos, siendo su única limitación la no elección de sus votantes a través de las elecciones que juzgarán la gestión que haga el intendente", graficó.

La ley que limitó la reelección de los intendentes en la Provincia de Buenos Aires

La ley que estableció el límite a las reelecciones fue sancionada en el 2016 e incluyó una cláusula que determinó que el período que estaban gobernando los intendentes electos en el 2015 se tomaba como el primero, por lo que los que fueron reelectos en el 2019 no podrán presentarse para un nuevo período en el 2023.

Sin embargo, en la reglamentación posterior de la ley se aclaró que podrían presentarse a un nuevo período los intendentes que no hayan completado más de la mitad de su segundo mandato. Esto provocó que durante los últimos meses muchos jefes comunales renunciaran o se pidieran licencia para ocupar otro cargo o lanzarse como candidatos. Entre ellos estuvieron Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan Zabaleta (Hurlingham), Jorge Macri (Vicente López) y Ariel Sujarchuk (Escobar).

En paralelo, los intendentes bonaerenses peronistas comenzaron a reclamar, luego de contribuir territorialmente a la remontada del Frente de Todos en las elecciones generales, que se derogue o se modifique la ley para permitir así su re-reelección.

Aunque el Gobierno nacional y el bonaerense se mostraron abierto a discutir la posibilidad, en las últimas semanas no hubo avances concretos de parte del presidente Alberto Fernández ni del gobernador Axel Kicillof. En ese contexto, ahora el diputado provincial Abarca presentó su propio proyecto.