El jefe de Gabinete Juan Manzur aseguró que es "prioridad nacional" lograr un "acuerdo positivo" con el Fondo Monetario Internacional ( FMI), durante una reunión que se concretó este viernes con empresarios e inversores estadounidenses en el Consulado argentino en Nueva York, a la que asistió junto con el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Con el eje en las negociaciones con el organismo acreedor, Manzur destacó la buena predisposición del Gobierno en llegar a un consenso "para que la Argentina se recupere de forma sostenible". Según informaron, se plantearon los principales lineamientos económicos y perspectivas políticas para avanzar en un acuerdo. De esta forma, se invitó a los empresarios a concretar reuniones con funcionarios y el sector privado nacional. 

"Un acuerdo positivo con el FMI es una prioridad nacional que involucra a todos los sectores de la sociedad argentina”, sostuvo el jefe de Gabinete. En tanto, aseguró que buscan "cerrar el mejor acuerdo posible, que sea sustentable y permita al país continuar en la senda de recuperación, que no impida y por el contrario acompañe el desarrollo".

Por su parte, el ministro de la cartera económica hizo énfasis en "fortalecer la sostenibilidad de la deuda, tanto desde el punto de vista macroeconómico como desde el político", para lo que se refirió al Congreso Nacional y a su importancia a la hora de tomar decisiones sobre deuda externa "para que la estabilización macroeconómica sea política de Estado".

A razón de eso, anteriormente remarcó la reestructuración del pago de intereses, que fue del "3,4% del producto al 1,5%", lo que permite al Gobierno "avanzar en el esquema de políticas públicas para tranquilizar la economía". Es por eso, que intentarán lograr un plan que tenga en cuenta la "sostenibilidad de los vencimientos de deuda".

Cómo fue la reunión

Tras responder preguntas de los empresarios vinculadas a la situación económica del país y las previsiones para 2022, Manzur detalló que fue un encuentro "productivo" en el que "se manifestó puntual y centralmente la voluntad y decisión política del Gobierno argentino de acordar con el FMI, en los términos que no implique obstruir el desarrollo". 

En ese sentido, Guzmán precisó que con la reunión se avanzó en las "heridas que hay que ir sanando" con respecto al Gobierno de Mauricio Macri y sus políticas económicas que generaron "problemas de credibilidad muy fuertes"