La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, logró un respaldo clave del directorio del organismo para permanecer en el cargo tras la investigación por ser acusada de favorecer a China. La economista búlgara recibió el apoyo de la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, quien aseguró que "no hay bases para un cambio de liderazgo en el FMI". 

El aval del "board" llegó justo el día en que comenzó la Asamblea anual del organismo en Washington. También horas antes de que Georgieva reciba al ministro de Economía, Martín Guzmán, para seguir negociando la refinanciación de la deuda por 45.000 millones de dólares que la Argentina contrajo con el organismo durante el gobierno de Mauricio Macri.

El directorio del  FMI indicó en un comunicado que no había evidencias "concluyentes de un papel indebido" por parte de Georgieva cuando era una alta funcionaria del Banco Mundial y reafirmó la "plena confianza en el liderazgo y capacidad" de Georgieva para conducir el Fondo Monetario.

"El Directorio Ejecutivo consideró que la información presentada en el curso de su revisión no demostraba de manera concluyente que la Directora Gerente desempeñara un papel inadecuado con respecto al Informe Doing Business 2018 cuando era Directora Ejecutiva del Banco Mundial", destacó el comunicado difundido esta noche.

Doing Business, el informe que puso en jaque el liderazgo de Georigieva 

El alivio llegó luego de que una investigación de una firma especializada contratada por el Banco Mundial afirmara que Georgieva, cuando era CEO de ese organismo en 2017, aplicó una "presión indebida" sobre su personal para alterar datos en el ranking Doing Business --una lista de competitividad de los países para hacer negocios-- con el objetivo de elevar a China del puesto 85 al 78 en el ranking global y así beneficiarla.

Si bien salvó su puesto, medios especializados como el Financial Times advirtieron que la credibilidad de Georgieva se verá perjudicada en posibles decisiones futuras, sobre todo las que involucren a China.

"Habiendo examinado todas las pruebas presentadas, el board reafirma su plena confianza en el liderazgo y la capacidad de la Directora Gerente para seguir cumpliendo eficazmente sus funciones. El Directorio confía en el compromiso de la Directora Gerente de mantener los más altos estándares de gobernanza e integridad en el  FMI", indicó.

Respaldo de Estados Unidos 

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, mostró su apoyo a la continuidad de Georgieva al frente del FMI aunque señaló que informe "planteaba cuestiones y preocupaciones legítimas".

"El Tesoro, en consonancia con otros miembros del Directorio del FMI, opina que, en ausencia de más pruebas directas con respecto al papel del Director Gerente, no hay base para un cambio en el liderazgo del FMI", enfatizó Yellen en un comunicado.

En ese sentido, la secretaria expresó que su prioridad es preservar la "integridad y credibilidad del Banco Mundial y el FMI" y que, por esa razón, era fundamental que el Directorio "llevará a cabo una revisión exhaustiva, justa y oportuna" de las conclusiones de WilmerHale, grupo de abogados que investigó y elaboró el informe. 

Yellen y Georgieva mantuvieron un diálogo en el que la funcionaria estadounidense le transmitió que "está comprometida a trabajar" con sus contrapartes extranjeras para "garantizar que el Fondo pueda continuar con su trabajo crítico y necesario" mientras el mundo continúa recuperándose de la pandemia.