La inminente llegada de Lionel Messi al club francés París Saint Germain (PSG) está revolucionando los mercados vinculados al mundo del deporte. Uno de los sectores que más rédito encontró en los últimos días con este traspaso multimillonario fue el de las criptomonedas

¿Por qué pasó esto? Sucede que, como muchos clubes, el PSG ostenta su propia moneda criptográfica, en este caso llamada Paris Saint-Germain Fan Token. De hecho, la disparada comenzó el mismo jueves apenas conocida la salida de Messi del Barcelona, cuando los rumores comenzaron a afirmar que el jugador desembarcaría en París. 

Su rally alcista se incrementó aún más al otro día luego de que Khalifa bin Hamad Al Thani, ligado a la familia del emir de Qatar y dueños del fondo de inversión propietario del PSG, anuncie en su cuenta de Twitter que "las negociaciones concluyeron oficialmente”.

Actualmente la criptomoneda cotiza a 48 dólares por unidad, un crecimiento exponencial si se compara al precio 15 dólares que llegó a tener luego de que el 23 de mayo el club perdiera el título de la liga francesa de fútbol en la última fecha a manos del Lille.

¿Cómo funcionan los token del PSG?

La cripto del club parisino opera a través de Chiliz, una plataforma tokenizada que permite a los fanáticos del deporte tomar ciertas decisiones, por ahora limitadas, en su equipo favorito a través de los activos digitales fungibles conocidos como tokens

De esta manera, los aficionados pueden utilizar los Fan Tokens de su club favorito para votar en las encuestas que propone cada club respecto a una decisión particular. Cuanta mayor cantidad de estos activos tenga un usuario, mayor influencia tendrá su voto. 

Por el momento las votaciones son sobre cuestiones secundarias, como el diseño de las nuevas camisetas. Además, estas monedas digitales también dan a los aficionados la posibilidad de acceder a eventos especiales, contenidos exclusivos y recompensas.

Ante la posibilidad de que se genere un monopolio de estas divisas, desde Chillz ya aseguraron que es imposible acumular una cantidad excesiva de tokens, las cuales solo se pueden adquirir a través de la compra o por realizar alguna actividad vinculada al club. 

Además del PSG, son varios los clubes europeos que utilizan este activo digital. La Juventus fue el primer equipo que organizó una oferta de tokens de aficionados, luego lo siguieron AC Milan, Atlético de Madrid, Galatasaray, la Roma, entre otros. De hecho, Barcelona también cuenta con un token similar, el cual se desplomó abruptamente tras la partida del crack rosarino