Su nombre se repite una y otra vez en todos los portales alrededor del mundo. Y no es para menos: lo acusan de fomentar el odio, generar daños en la salud mental de miles de adolescentes, oponerse a iniciativas que harían de Facebook un lugar más sano y hasta ignorar las fatales consecuencias que podía tener el ganar dinero indiscriminadamente. Pero para él, todo es "falso". Es "selectivo", dijo Mark Zuckerberg. Los " Facebook Papers", más de 10.000 páginas de documentos internos de la empresa que datan de 2017 hasta la fecha y complican cada vez más a la compañía, no reflejan la "cultura abierta" de la multinacional, declaró su CEO. 

Las declaraciones de Mark Zuckerberg se produjeron en la llamada que mantuvo el líder tecnológico con sus inversores, en donde anunció ganancias gigantescas pero también dejó algunas preguntas. Claro que no podía dejar de lado los papeles de Facebook, hecho que tiene a todos los inversores y a muchos usuarios en vilo, ya que dinamitaron la confianza y dejaron por el suelo la imagen de la red social. 

Por eso, Zuckerberg fue claro y conciso: "Las críticas de buena fe nos ayudan a mejorar, pero mi opinión es que estamos viendo un esfuerzo coordinado para utilizar selectivamente documentos filtrados para pintar una imagen falsa de nuestra empresa", declaró. 

El nombre de Facebook genera cada vez más desconfianza

"La realidad es que tenemos una cultura abierta que fomenta la discusión y la investigación sobre nuestro trabajo para que podamos avanzar en muchos temas complejos que no son específicos de nosotros", agregó el CEO de Facebook, que volvió a tocar el tema que más concierne a su empresa después de casi un mes.

En esa ocasión, Zuckerberg intentó desacreditar a Frances Haugen, la exempleada que filtró los documentos ante la preocupación de que solo Facebook sabía lo que pasaba adentro de la empresa, que, según declaró, no es para nada nuevo. Y esto se sostiene al revisar las páginas que ahora están en manos de 17 medios, en donde, entre muchísimas cosas, se ve a los mismos empleados de Facebook atemorizados, preocupados, desmoralizados. "La historia no nos juzgará bien", se veía en un chat interno de la empresa. 

Y no solo será la historia: Mark Zuckerberg ya fue imputado por el caso de Cambridge Analytica, un escándalo de filtración de datos de 2016, que cada día queda más chico frente a las revelaciones de los "Facebook Papers" y los "Facebook FIles". Y eso que intentaron que Zuckerberg fuera invisible, con 5.000 millones de dólares de por medio, para que su nombre no apareciera en los procedimientos judiciales. Un objetivo que ya a esta altura parece imposible. 

El "metaverso" y un nuevo nombre, intentos de distracciones

Durante la llamada con inversores, en la que se destacaron un aumento del 17% en sus ganancias y un aumento del 20% en el valor de sus acciones, Zuckeberg adelantó que su idea era que Facebook ya no fuera vista como una compañía de redes sociales, sino como una empresa centrada en el "metaverso", un concepto todavía no muy definido pero que apunta a a un entorno virtual compartido al que pueden acceder personas que utilizan diferentes dispositivos.

Para eso, uno de los primeros pasos a seguir es cambiar el nombre de la compañía, de manera tal que la red social Facebook sea propiedad de una empresa de diferente denominación, algo que ya hizo, por ejemplo, Google, cuando se reorganizó bajo el nombre de Alphabet. 

El metaverso estrenó recientemente sus "Workrooms"

Otro paso importante es desarrollar ese metaverso, para que se desvíe la atención de los escándalos y la empresa tenga una imagen relativamente renovada. En ese sentido, Zuckerberg adelantó que invertirán unos 10.000 millones de dólares y contratarán 10.000 empleados en Europa, para así desarrollar su división de hardware, Facebook Reality Labs, donde se centran en Realidad Virtual y Realidad Aumentada.   

"Esta no es una inversión que será rentable para nosotros en el futuro cercano", dijo Zuckerberg a los analistas. "Pero básicamente creemos que el metaverso será el sucesor de Internet móvil", reflejó.

Los números son mucho mejores que la imagen de Facebook

Facebook dijo que espera que los ingresos del cuarto trimestre estén en un rango de USD 31.500 millones a USD 34.000 millones. Los analistas habían pronosticado 34.840 millones de dólares en ingresos, o un aumento del 24,1 por ciento, según los datos del IBES de Refinitiv.

Sus ingresos del tercer trimestre también enfrentaron la peor parte de las reglas de privacidad de Apple, que dificultaron que las marcas orienten y midan sus anuncios en Facebook. Sandberg, el director de operaciones, dijo que Facebook espera que resuelva "más de la mitad" de los problemas que llevaron a la subnotificación para fines de este año.

“Los cambios en la configuración de privacidad de Apple no han afectado a Facebook de manera importante, al menos no todavía”, dijo Haris Anwar, analista de Investing.com. "Aunque los ingresos y el número de usuarios se han visto afectados levemente durante el último trimestre, el poder adquisitivo de la empresa sigue intacto".

Los ingresos totales de la compañía, que consisten principalmente en ventas publicitarias, aumentaron a 29.010 millones de dólares en el tercer trimestre desde los 21.470 millones de dólares del año anterior, sin alcanzar las estimaciones de los analistas de 29.570 millones de dólares. Sandberg dijo que los anunciantes de Facebook también se vieron afectados por las interrupciones de la cadena de suministro global y la escasez de mano de obra, que perjudicaron la demanda de publicidad en una variedad de sectores y regiones.

Facebook dijo que recompró acciones por valor de 14.370 millones de dólares durante el tercer trimestre y anunció 50.000 millones de dólares adicionales en recompras de acciones.