Un salto de la ficción a la realidad. William Shatner, el actor de 90 años que interpretó al mítico personaje del Capitán Kirk en la serie original de Viaje a las Estrellas o Star Trek tuvo la posibilidad de viajar relamente al espacio y no como lo hizo hace más de 50 años, en un estudio de telvisión con efectos especiales. 

Aunque esta vez tuvo que dejar estacionada la USS Enterprise para embarcarce en la nueva misión de la empresa Blue Origin, pionera en turismo espacial, y propiedad del ex CEO de Amazon, Jeff Bezos.

"Nunca imaginé eso, es hermoso, es suave, es puro azul, lo que vez abajo es luz y lo que vez ella arriba es la oscuridad total, es la más profunda experiencia que tuve, no creo que pueda recuperarme", destacó Shatner antes de cubrirse la cara con las manos para echarse a llorar. 

William Shatner en la misión de Blue Origin

Las imágenes fueron transmitidas en vivo por el canal que la compañía tiene en YouTube. Allí, se pudo ver a la pequeña cápsula aterrizar en medio del desierto de Texas con sus cuatro tripulantes en perfecto estado y luego de un viaje que duró 10 minutos y 18 segundos.

"Todo es tan pequeño, es imposible de medir lo pequeño que es", continuó el actor, vestido en el traje azul de Blue Origin, con el relato de lo que pudo ver desde el espacio. Mientras el restro del equipo festejaba por otro viaje exitoso, William Shatner seguía conmovido, actuó tantos años de un viajero espacial que la emoción le salía por los poros. 

Video: cómo fue el viaje de William Shatner a bordo de la nave New Shepard

Viaje al espacio de Blue Origin

Este fue el segundo vuelo del cohete New Shepard, una nave que no requiere llevar a bordo astronautas profesionales y que es reutilizable, según informó la empresa. Además, fue el viaje número 19 que realiza el programa con el que Bezos busca conquistar el turismo espacial.

A las 11:49, hora de Argentina y 50 minutos más tarde lo previsto, el New Shepard partió hasta dejar en el espacio exterior la cápsula con los cuatro tripulantes. Siete minutos después volvió a aterrizar en el mismo lugar y de la misma manera de la que había partido.

El primero de los viajes lo hizo el propio dueño de Blue Origin, el multimillonario Jeff Bezos, en julio pasado. 

Esta vez, quien se subió a la nave fue nada menos que el icónico capitán Kirk, quien al mando del Enterprise y junto al Señor Spock, protagonizaron las tres temporadas que duró Star Trek -conocida en Argentina como Viaje a las Estrellas- y que aún hoy, 55 años después de su primera emisión, continúa generando fanáticos.

"Esto es apenas al principio, pero qué milagroso es el principio", señaló Shatner en un video difundido por Blue Origin.

Junto a él viajaron Chris Boshuizen -exingeniero de la NASA y cofundador de Planet Labs, una empresa dedicada a obtener imágenes de la Tierra-, Glen de Vries -cofundador de una firma de investigaciones para la industria farmacéutica, Medidata Solutions- y Audrey Powers, gerente de Blue Origin y a cargo del mantenimiento del cohete.

Tripulación del segundo viaje al espacio de la empresa Blue Origin


Su objetivo, cumplido, fue cruzar la línea de Karman, que separa la atmósfera terrestre del espacio exterior, y viajar unos 100 kilómetros más. Allí tuvieron cuatro minutos de gravedad cero antes de regresar a la Tierra.

El vuelo, que partió desde la plataforma de lanzamiento ubicada en el oeste de Texas, Estados Unidos, estaba previsto para el domingo pero tuvo que ser cancelado a causa de los fuertes vientos, según informó Blue Origin en un comunicado.

Con la incorporación de Shatner a la tripulación Jeff Bezos decidió volver a apostar fuerte en la carrera por conquistar el turismo espacial, una competencia que mantiene con Virgin Galactic, de Richard Branson, y Space X, de Elon Musk, el único de los tres que hasta el momento hizo que sus vuelos espaciales duraran más que algunos minutos ya que su Inspiration4 dio vueltas alrededor de la Tierra durante tres días.