Elon Musk, CEO de Tesla y creador del servicio satelital Starlink de SpaceX, reveló que el acuerdo de compra de Twitter está "temporalmente suspendido" luego de que la red social asegure que las cuentas falsas o de spam representan menos del 5% del total de los 226 millones de usuarios activos diariamente y que son posibles de monetizar.

El magnate esperará a comprobar si efectivamente esa es la cantidad de cuentas falsas activas al momento, y no más. “El acuerdo de Twitter está temporalmente en suspenso a la espera de detalles que respalden el cálculo de que las cuentas de spam/falsas representan menos del 5% de los usuarios”, tuiteó Musk.

Aún así, aclaró que aún está "comprometido con la compra". Sin embargo, a las palabras se las lleva el viento, y más si se trata de Elon Musk. Como informó BAE Negocios, el magnate ya dio marcha atrás anteriormente, y hasta sembró dudas sobre la adquisición de Twitter antes de anunciar que la compra estaba pausada. De hecho, las sucesivas caídas en las acciones de Twitter en las últimas dos semanas demostraron que los inversores ya anticipaban una ruptura del acuerdo en su estructura actual.

Por otra parte, la nueva caída en las acciones de Twitter —que llegó hasta un catastrófico 25%— plantea otra duda: ¿quiere Musk renegociar el acuerdo aprovechando que los títulos de la red social cayeron? No es la primera vez que hizo esto: cuando compró el 9,2% de las acciones lo anunció más tarde, y cuando se convirtió en dueño absoluto también se aprovechó de una caída en los precios. Con Elon Musk, casi nada está fuera de la mesa.

Los números de Twitter

Twitter tuvo problemas con las estadísticas en su pasado, y hasta hace pocas semanas comunicó en uno de sus informes de ganancias que había contado en exceso a sus usuarios diarios a lo largo de tres años. 

Desde la compañía sostuvieron que se trata de un error técnico, lo que los había llevado a contar cuentas activas y únicas, a pesar de que estas pertenecían a un mismo usuario. El margen de error de cuentas, que pertenecen a una misma persona y no representan a un usuario único que la utilice, es de hasta 1,9 millones de cuentas cada trimestre. 

Este tipo de cuentas spam o "estafa", fueron el enfoque de Musk a la hora de hablar de la red social. Además, Musk priorizó la libertad de expresión y abrir los algoritmos de clasificación de la plataforma. 

Elon Musk y Twitter

Debido a estos factores, las dudas sobre la compra de Twitter por parte de Elon Musk aumentan. En la apertura de los mercados del viernes, los futuros de Wall Street se vieron en repunte, mientras las dudas de la compra de Twitter por porte de Musk reflejaron una caída en las acciones de la red social. 

El diferencial del acuerdo, que ofrece una indicación de cuánto Wall Street cree que se completará la adquisición, aumentó aún más el jueves a USD 9,11, desde USD 8,11 en la sesión anterior.

Elon Musk y las dudas de su compra por las cuentas de spam

Ese es el nivel más amplio desde que el multimillonario lanzó su oferta el mes pasado para comprar Twitter por USD 54,20 por acción, y el doble de lo que era la semana pasada cuando anunció un compromiso de financiamiento de aproximadamente USD 7.100 millones.

Según la compañía estadounidense de asesoría financiera Bloomberg, en los niveles actuales, el margen de arbitraje de fusiones de Twitter se encuentra entre los más amplios de todas las transacciones pendientes en Estados Unidos. Representa un retorno bruto del 20,2% si se lleva a cabo el plan de compra, en comparación con el 9,16% del acuerdo de adquisición de Nielsen.

Luego de una reducción observada el jueves, el diferencial volvió a ampliarse en las horas de la tarde tras las noticias de la congelación de contrataciones de Twitter y otros esfuerzos de reducción de costos.

Despidos en Twitter

Elon Musk todavía no llegó oficialmente a Twitter, pero algunos de sus proyectos ya se están haciendo realidad. Entre sus planes para potenciar a la red social, el magnate había pensado en reducir sus costos y hasta contratar a algunos famosos. Con esto en mente, la empresa despidió a algunos de sus ejecutivos más importantes y, además, anunció que congelará nuevas contrataciones por el momento