En medio de un escrutinio sin precedentes, una imagen destrozada y una confianza por el piso, Mark Zuckerberg tiene nuevo trabajo. La empresa que fundó, Facebook, ahora se llamará Meta, y será Zuckerberg el CEO de esta nueva compañía, que nucleará a  Facebook, Instagram, Messenger, WhatsApp y Oculus, pero que quiere ser principalmente conocida por el "metaverso".  "De ahora en adelante, vamos a ser metaverso primero, no Facebook primero", reiteró Zuckerberg, que quiere dejar atrás los que hayan sido probablemente los peores meses de su vida.

“Para reflejar quiénes somos y lo que esperamos construir, me enorgullece anunciar que a partir de hoy, nuestra empresa ahora es Meta. Nuestra misión sigue siendo la misma: todavía se trata de unir a las personas. Nuestras aplicaciones y nuestras marcas tampoco están cambiando”, declaró el CEO de la flamante Meta en el evento Connect de este jueves.

El nombre tiene una clara conexión con el "metaverso" por el que la compañía quiere ser conocida, y se veía venir desde hace unas semanas, cuando estalló el escándalo de los Facebook Files y los Facebook Papers que dinamitaron la ya muy criticada imagen de la emrpesa de redes sociales. "Somos una empresa que crea tecnología para conectarse", dijo Zuckerberg. “Juntos, finalmente podemos poner a las personas en el centro de nuestra tecnología. Y juntos, podemos desbloquear una economía de creadores enormemente más grande", se emocionó el creador y líder de la red social.

La apuesta por el "metaverso" —un entorno virtual compartido al que pueden acceder personas que utilizan diferentes dispositivos— es muy fuerte: la empresa invirtió 50 millones de dólares y apunta a desembolsar otros 10 millones, además de la contratación de 10.000 empleados en Europa. Este metaverso implica una conexión entre lo virtual y lo real, mediante la interacción de usuarios en plataformas de Meta y el uso de hardware como el Oculus o los recientes Smart Glasses

El metaverso buscará "seguir uniendo a las personas"

Anteriormente, la apuesta de Facebook por el hardware no había sido exitosa, con apenas algunos productos y muchos errores. Sin embargo, el escándalo de las sorprendentes prácticas que se daban dentro de la empresa que reveló la exempleada Frances Haugen le da un motivo extra para hacer una nueva apuesta: poco a poco desviar el foco de las redes sociales y centrarse en este metaverso, que, aunque ideal, todavía está poco claro.

Zuckerberg intentó dar un adelanto: en esta realidad virtual paralela las personas se moverían con sus avatares personalizados, los vestirían con ropa digital que comprarían dentro de ese mismo universo y acudirían a eventos como conciertos. Además, dio ejemplos de controles de privacidad y seguridad que serían necesarios, como la capacidad de bloquear a alguien para que no aparezca en su espacio en el metaverso.

Facebook: cambio de nombre

¿Por qué Meta? "Porque a la empresa aún le queda mucho por construir”, aseguró Zuckerberg. La empresa presentó el jueves un nuevo cartel en su sede de Menlo Park, en California, en el que sustituye su logotipo de un pulgar hacia arriba por un símbolo de infinito azul.

Meta ya tiene sus redes oficiales, por ejemplo @meta en Twitter y hasta cuenta con su propio sitio web, meta.com, una página que redirige a Facebook y donde cuenta los puntos principales del cambio. Allí, dan una símil explicación del metaverso y muestran los avances realizados: la Realidad Virtual, la Realidad Aumentada y los Smart Glasses.

Zuckerberg quiere demostrar que Facebook es mucho más que una red social

Meta agrupará a las redes sociales de Facebook, Instagram, Messenger, WhatsApp y Oculus. Sin embargo, esta última desaparecerá gradualmente, ya que sus productos —el hardware que Facebook quiere potenciar para el "metaverso"— de Oculus Quest pasarán a ser parte de Meta Quest. Esos cambios comenzarán a entrar en vigor a principios de 2022, dijo el director de tecnología, Andrew Bosworth.

“En este momento, nuestra marca está tan vinculada a un producto que no puede representar todo lo que estamos haciendo hoy, y mucho menos en el futuro”, disimuló el fundador de Facebook. Sin embargo, pese al trasfondo de los escándalos, las denuncias y la desconfianza, el cambio de nombre es un proceso que acaba de comenzar. Facebook todavía tiene 2.500 millones de usuarios, mientras que sus productos de metaverso probablemente tengan unos pocos miles de usuarios, como máximo.

En 2015 lo hizo Google, que se reorganizó bajo el conglomerado de nombre Alphabet. Sin embargo, hasta el día de hoy todo sigue igual: la mayoría de las personas sigue identificando a la empresa y sus productos como Google. 

El metaverso de Facebook ya tiene productos futuros

Meta viene con nuevos lanzamientos. Según adelantó Zuckerberg, este año se lanzará una forma para que las personas que usan sus auriculares Oculus VR llamen a sus amigos usando Facebook Messenger y para que las personas inviten a otros a una versión social de su hogar, denominada “Horizon Home”, para hablar y jugar como avatares.

Facebook también dijo que introduciría una forma para que los usuarios de Oculus Quest usen diferentes aplicaciones 2D como Slack, Dropbox y Facebook mientras se encuentran en este espacio de realidad virtual “Horizon Home”.

La firma, que comenzó este año una prueba beta de sus espacios de reuniones virtuales “Horizon Workrooms”, dijo que estaba trabajando en formas de personalizarlos con logos y diseños de la compañía y afirmó que llevaría más capacidades de trabajo a los dispositivos Quest de los consumidores. También anunció nuevas ofertas de fitness para los usuarios de Oculus Quest.